En el «café de la muerte» puedes entrar a un ataúd para «ser mejor persona»

En el mundo de la gastronomía existen tantas propuestas como comensales. Todas tan creativas que invitan a vivir experiencias únicas. Pero, ¿visitaría un café con un ataúd?, o mejor aún, ¿se tomaría un café luego de haber experimentado la muerte?. Si usted se atrevería a hacerlo esta nota es para usted.

Veeranut Rojanaprapa, un profesor tailandés, especializado en estudios sobre el envejecimiento de la población, decidió crear un café, en Bangkok, que invita a sus vivir una experiencia inusual; entrar en una ataúd para crear consciencia sobre la vida y la muerte.

Imagen tomada de La Teja

Este ataúd se encuentra en todo el centro del café, con un mensaje contundente, Eventually you can bring nothing (no es necesario traer nada).
Muchos se atreven no solo a entrar, sino a quedarse encerrados allí por varios segundos.

Imagen tomada de El Colombiano

Según este profesor, el ser conscientes de la muerte hace que las personas hagan el bien, lo que puede llevar a la sociedad por un mejor camino, donde exista menos violencia y corrupción.

Imagen tomada de La Teja

Pese a ser el primer «café de la muerte», el profesor no es el primero en ofrecer esta experiencia. Un templo budista de Bangkok también brinda la posibilidad de entrar en un ataúd para enseñar a sus visitantes y purificar su alma.